31 julio, 2019

Solo al soñar tenemos libertad, siempre fue así y siempre será así

Vivimos en el siglo XXI y, por supuesto, muchas cosas han cambiado. La ropa que usamos no es la misma, la forma en la que enfrentamos situaciones es diferente y nuestro libre albedrío es más fuerte que nunca. Sin embargo, hoy en día la libertad es relativa. Seguramente te preguntarás ¿De qué está hablando? No existe la esclavitud, cada uno elige en qué trabajar e, incluso, podemos escoger nuestra religión y costumbres sin miedo a ser juzgados.

Todo lo que dices es cierto, pero realmente no tenemos total libertad cuando actuamos. La mayoría del tiempo nuestras ideas o acciones son “juzgadas” por otras personas. Y utilizo las comillas porque no quiero dar a entender que dicha palabra tiene una connotación negativa. Es solo que, nos guste o no, lo que diga la gente de lo que hacemos siempre tiene un efecto en lo que terminamos haciendo.

Es por eso que esta frase nos asegura que la única y verdadera libertad está en soñar. Solo cuando vivimos en nuestros pensamientos podemos dar rienda suelta a nuestras más grandes añoranzas y también a nuestros más grandes miedos. Toda gran idea comienza como un sueño, el cual luego tendremos que defender ante la sociedad (nos guste o no) para que sea realidad.

«Solo al soñar tenemos libertad siempre fue así y siempre así será»

Con esto no quiero decir que lo mejor es vivir soñando y ya. Como mencioné ese es tan solo el primer paso. Nos debemos a nosotros mismos creer en lo que soñamos y hacerlo realidad. Pero te aconsejo, y es en parte lo que la frase nos quiere decir, que valores ese momento en el que un pensamiento surge y se desarrolla en tu mente. Esa creatividad fluyendo y llenando de un sin de emociones, es parte de lo que eres. También te debes a ti misma soñar y ser libre cada vez que quieras.