A veces lo que quieres no es lo mismo que lo que necesitas

Hemos escuchado esta frase miles de veces, pero seguimos sin entender la gran diferencia entre querer y necesitar. Cuando leemos la frase “a veces lo que quieres no es lo mismo que lo que necesitas” no se trata únicamente de saber diferencia entre lo que nos hace bien y lo que se ha convertido en una obsesión, sino también dejar ir.

¿Cuántas veces te has aferrado a algo pensando esto no es obsesión, es perseverancia? Ojo, no hay nada de malo en ser obstinado con nuestros objetivos y, en general, en perseverar para alcanzar nuestras metas. Pero creo que es momento de que a la hora de plantearlas pienses cómo te ayudará realmente eso que tanto anhelas.

¿Realmente te ayudará a crecer? ¿De verdad te hará feliz? ¿Es solo un capricho? Las respuestas lamentablemente no te las puedo dar yo. Solo tú sabes muy dentro de ti la importancia de lo que tanto quieres, pero que tal vez no necesitas.

Además, esta frase también se ha vuelto en una especie de consuelo cuando no logras un objetivo. Muchos te dirán “a veces lo que quieres no es lo mismo que lo que necesitas” para darte a entender que eso que querías no era tan importante, pero esa decisión solo la puedes tomar tú.

Eres tú quien tiene que plantear los límites entre lo que quieres y lo que realmente necesitas. Esto aplica para todos los ámbitos de tu vida. El amor, el trabajo, las relaciones personales e, incluso más importante, tu salud. Que esta frase te sirva de guía para aprender a identificar tus necesidades.

Por supuesto que nada puede ser tan fácil como parece. No es posible que tras un día de meditación determines si algo es realmente lo que necesitas. Por eso lo mejor es que pienses muy bien antes de plantearte un objetivo y subirte a un barco del que tal vez luego te cueste bajar. Toma en cuenta que enfrentarte al fracaso no es malo, pero debes darte cuenta si algo te está haciendo daño, pero tu terquedad no te deja ver que ese algo tal vez nunca fue para ti.

La única forma de saberlo es siendo honesto contigo mismo ¿Estás listo para empezar a decirte la verdad ante todo?

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.