Creer que puedes es el primer paso. El resto se trata de tu perseverancia

frases motivacionales

He escuchado como muchas personas juran y aseguran que el camino al éxito esta en que si lo puedes creer entonces puede existir. No te voy a mentir soñarlos es importantes, pero hacerlo es el verdadero reto y nadie habla mucho de esto. Hoy te quiero explicar porque siento que creer que puedes es el primer paso, el resto se trata de tu perseverancia.

Es cierto que no existe una fórmula única y certera para el éxito. En tal caso todos ya seríamos millonarios y con muchos éxitos en nuestro haber. Sin embargo, también te puedo asegurar que hay algunos componentes que siempre están, aunque en diversas cantidades.

Para empezar, tienes que poder soñar con lo que quieres. No te tiene que dar miedo demostrarte a ti que quieres algo. Hay personas que viven aterradas incluso de sus propias ilusiones porque sienten que al pensarlas el dolor de no conseguirlas podría ser incluso mayor. Entonces se rinden antes de si quiera soñarlo. Es importante que sepas que te debes a tus sueños y pensarlos de vez en cuando no te hará mal. Es verdad que los fracasos son dolorosos, pero son parte del éxito que te mereces.

Por otro lado, tenemos que creer que podemos porque con soñarlo no basta. Porque tu puedes imaginarte en mil situaciones hermosas, pero luego “volver a la realidad” y decirte a ti mismo que eso jamás te pasará a ti ¿Quién te dijo que no? ¿Quién te hizo pensar que no eres suficiente para hacer realidad tus sueños? Eres lo suficientemente capaz y es hora de que te lo digas una vez al día. Solo mira hasta donde has llegado ahora. El solo hecho de tener internet en casa para poder leer esto ya es un gran éxito.

Una vez que creas que puedes hacerlo has dado un gran paso, pero solo es el primero. El resto de tu camino se tratará de todas las acciones que realices para lograr tus sueños. Nada en la vida viene gratis y si bien es cierto algunos tendrán privilegios y algo de suerte, aprovecha lo que tengas por mínimo que sea.

Por ejemplo, conocí una mujer que me aseguró que nunca tuvo privilegios en su vida y que consiguió todo lo que tuvo con su propio esfuerzo, ya que vino desde abajo, desde una vida humilde y ahora vive en la mejor casa en uno de los mejores barrios de la ciudad. Pero ¿y el privilegio de que su padre la haya hecho estudiar? En una época como en la que ella vivió en donde vio como los padres de sus amigas del colegio las casaban con hombres mayores porque creían que solo para eso servían, ella tuvo un enorme privilegio: que su padre quiso que ella estudiaba porque como mujer nunca la vio como inferior.

Llámalo privilegio, llámalo suerte, pero ahí está. Sin embargo, nada de lo que ella tiene lo hubiera logrado si no hubiera creído y mucho menos si ella no hubiera estudiado día y noche hasta graduarse y trabajar arduamente, incluso lejos de sus hijas, para lograr estar en donde está hoy. A todo eso se le llama perseverancia.

Entonces cuando te decimos que creer que puedes es el primero paso y que el resto se trata de tu perseverancia, significa que independientemente de las oportunidad o privilegios que te de la vida, independientemente del sueño que tengas, incluso independientemente de los miedos que llenen tu cabeza, debes continuar el camino hacia la meta.

La perseverancia es la más difícil de las cualidades que uno puede desarrollar, pero la más gratificante al final del día.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.